Consejos de salud para tí

Columnas con consejos de salud por la Dra. Ponce-Gonzalez, M.D., M.P.H., C.N.C.

La Dra. Ileana Ponce-González escribe columnas con consejos de salud, breves y fáciles de entender, para personas que hablan español. Visite esta página regularmente para leer las nuevas columnas.

Si alguna vez pensó que su experiencia con el sistema de atención médica, buena o mala, era bien diferente a la de los demás, sepa que no está solo.

Dos nuevos reportes de la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ, por su sigla en inglés) muestran que la meta de una atención médica segura y de alta calidad, no está al alcance de todos los estadounidenses. Tanto el National Healthcare Quality Report (Reporte Nacional sobre la Calidad de la Atención Médica) y el National Healthcare Disparities Report (Reporte Nacional de Disparidades en la Atención Médica), se dieron a conocer en el mes de mayo.

Tomando como base la información colectada entre el 2002 y el 2009, los reportes encontraron que sólo en el 70 por ciento de los casos, se recibe el tratamiento correcto para condiciones específicas o de acuerdo a la edad. Un 26 por ciento de los estadounidenses enfrentan algún tipo de barrera para obtener servicios de atención médica. Esto es cierto, especialmente en las personas de grupos étnicos minoritarios o de otras razas, o con bajos ingresos.

Afortunadamente, estamos progresando en muchas áreas importantes.

En general, la calidad de la atención que los pacientes reciben de sus médicos y en los hospitales está mejorando poco a poco. Las áreas donde hubo mejoría incluyeron, el asegurarse que los pacientes con cirugías recibían sus antibióticos en el momento correcto. Así mismo, que los pacientes hospitalizados recibieron con mayor frecuencia las vacunas para la gripe o neumonía, en caso de necesitarla.

Los listas de verificación (checklists) que recuerdan al equipo de atención médica lo que se debe hacer y cuándo hacerlo, también están dando resultado. Dichas mejoras ayudan a los pacientes a recuperarse más rápido y a reducir el costo de la atención, ya que previene complicaciones o estadías largas en el hospital.

Pero hay más trabajo por hacer.

Nuestro enfoque debe ser, el asegurarnos de que los pacientes con ciertas condiciones, tales como diabetes, úlceras por presión, y con riesgo de coágulos de sangre, reciban la atención que necesitan. También necesitamos una mejor atención para las nuevas madres y para los niños.

La diabetes es una condición seria, que si se deja sin tratar, puede ocasionar efectos secundarios, tales como ceguera, enfermedades del corazón, y acortar la vida. Sin embargo, los informes encontraron que un 23 por ciento de los adultos con diabetes, de 40 años o mayores, recibieron los 4 servicios anuales recomendados. Los hispanos y personas de raza negra (no hispanos) con diabetes tuvieron una menor probabilidad de no recibir la atención recomendada.

El resultado de no recibir la atención adecuada ocasionó que las estadías en el hospital por diabetes descontrolada fueran 4 veces más altas en los grupos de bajos ingresos, y cerca del triple en las personas de raza negra (no hispanos), en comparación con los anglosajones.

Pero están comenzando a ocurrir cosas que pueden hacer que estas tendencias apunten en la dirección correcta.

La primera, es la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA, por su sigla en inglés), la cuál está aumentando el acceso a la atención para millones de estadounidenses. (Estos datos de los reportes se colectaron antes del ACA, el cual se enfoca en abordar muchos de los temas relacionados con la calidad y acceso).

Ya ACA ha mejorado el acceso a la atención para más de 3 millones de adultos jóvenes, quiénes pueden permanecer en el seguro de salud de sus padres hasta la edad de 26 años. A inicios de octubre, los estadounidenses que no cuentan con seguro de salud a través de sus trabajos, podrán comprarlo por medio de los intercambios que administran los estados y que ofrecerán diversas opciones.

La segunda, son los cambios en la forma que algunos sistemas de salud trabajan con pacientes para ayudarles a controlar enfermedades crónicas. Por ejemplo, Advocate Health Care, un sistema en las afueras de Chicago, ha contratado coordinadores de atención para que estén en contacto frecuente con estos pacientes. También le ofrece a los médicos reportes de calificaciones (report cards, en inglés), los cuáles muestran el estado de sus pacientes. Advocate es una organización de atención con la responsabilidad de rendir cuentas, una acción nueva creada bajo la ACA.

Tengo la seguridad de que estos cambios tendrán un efecto positivo en el acceso y en la calidad de la atención médica.

Pero usted como paciente y persona que ofrece cuidados de atención, juega un papel de igual importancia. Asegúrese de hacerle preguntas a su proveedor de atención médica y de entender lo que debe hacer para mantenerse sano. AHRQ tiene muchos recursos que pueden ayudarle con esto.

Recursos en español

Agency for Healthcare Research and Quality
Conozca las preguntas
http://www.ahrq.gov/patients-consumers/patient-involvement/preguntas/index.html

Recursos en inglés

Agency for Healthcare Research and Quality
2012 National Healthcare Quality Report and National Healthcare Disparities Report
http://www.ahrq.gov/research/findings/nhqrdr/index.html

Standard Written Checklists Can Improve Patient Safety During Surgical Crises, Press Release, January 16, 2013
http://www.ahrq.gov/news/newsroom/press-releases/2013/checklistpr.html

Advocate Health Care
Advocate Health Care's Clinical Integration Program continues to garner national interest. Press release, April 30, 2013
http://www.advocatehealth.com/body_full.cfm?xyzpdqabc=0&id=12&action=detail&ref=260   

Current as of June 2013
Internet Citation: Señales de esperanza en el largo camino por lograr un sistema de salud mejor . June 2013. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://www.ahrq.gov/news/columns/consejos-de-salud-para-ti/060113.html