Page 1 of 1

AHRQ en español: Enfermedades comunes del útero; Lo que debe saber acerca de la histerectomía

Si usted sufre de una de las enfermedades descritas aquí, es posible que su médico le haya dicho que necesita una histerectomía. Esta sección describe los diferentes tipos de histerectomía y algunas de las cosas que le convendría considerar antes de decidir acerca de esta operación.

Cerciórese de que entiende todas las opciones de tratamiento disponibles, y los riesgos y beneficios de cada una. Luego examínelas cuidadosamente con su médico para elegir la más adecuada en su caso.

La histerectomía puede aliviar los síntomas de varias enfermedades:

  • Fibromas.
  • Endometriosis.
  • Hiperplasia.
  • Prolapso uterino.
  • Sangrado muy abundante o irregular.

Igual que otras operaciones, la histerectomía tiene riesgos y beneficios. Como ocurre con cualquier operación, existe cierto riesgo relacionado con la anestesia y la operación en sí.

Después de la operación usted debe hacer todo con calma. Necesitará ayuda con los quehaceres del hogar, las compras y para acarrear cosas. Si tiene hijos pequeños, necesitará que alguien le ayude a ocuparse de ellos.

Después de la histerectomía nunca más tendrá la regla y no podrá quedar embarazada. Si se le extirpan los ovarios puede tener síntomas relacionados con la menopausia.

Si su médico recomienda una histerectomía le conviene obtener la mayor información posible antes de tomar una decisión. Cerciórese de preguntar acerca de otras opciones de tratamiento, incluidos los riesgos y beneficios de los tratamientos sin o con cirugía.

A continuación presentamos algunas preguntas sobre la histerectomía. Estas pueden ayudarle a tomar una decisión con su médico.

1. ¿Qué se hace exactamente en la histerectomía?

La respuesta depende del tipo de histerectomía que se haga.

En la histerectomía subtotal el útero se extirpa pero el cuello uterino, los ovarios y las trompas de Falopio se dejan intactos.

En la histerectomía total (también llamada histerectomía simple), el cirujano extirpa el útero y el cuello uterino pero deja los ovarios y las trompas de Falopio intactos.

En la histerectomía con salpingooforectomía bilateral (también llamada histerectomía radical), se extirpan el útero, el cuello uterino, los ovarios y las trompas de Falopio.

 

Haga click aqui para ver la ilustracion de tipos de histerectomía (20 KB).

2. ¿Me quedará una cicatriz?

Que quede o no quede una cicatriz y el tipo de cicatriz depende del tipo de corte (incisión) que hagan. La incisión dependerá de la enfermedad y del método que usted elija.

En el primer método, el cirujano corta a lo largo de la línea del vello púbico. A veces esto se llama incisión de "bikini" y posiblemente la cicatriz no se vea fácilmente después de sanar.

Otro método consiste en hacer una incisión a través de la vagina. Este método no deja cicatriz visible. Se puede usar si el útero es pequeño o si ha descendido (si hay prolapso) a la vagina.

En el tercer método, se hace una incisión que va desde justo debajo del ombligo hasta encima de la línea del vello púbico. La incisión mide generalmente entre 4 y 6 pulgadas. Este tipo de incisión hace más fácil trabajar en el interior del abdomen.

Debe hablar sobre estas opciones con su médico y cerciorarse de que las entiende.

3. ¿Tendré dolor después de la operación?

Su médico puede darle medicamentos para calmar el dolor después de la operación. Aunque debe descansar lo necesario, se recuperará más rápidamente y se sentirá mejor si hace un poco de ejercicio cada día.

4. ¿Cuáles son los efectos secundarios de la histerectomía?

Los efectos secundarios dependen de varias cosas, por ejemplo su edad, su enfermedad, si todavía tiene la regla y el tipo de histerectomía que se haga. Si todavía tenía la regla antes de la operación, no la volverá a tener.

  • Si no se le extirpan los ovarios, seguirá teniendo cambios hormonales como cuando tenía la regla, pero no tendrá sangrado.
  • Si le extirpan los ovarios, tendrá cambios similares a los de la menopausia. Estos pueden incluir bochornos, sequedad vaginal, sudados nocturnos, cambios del estado de ánimo u otros síntomas.

Otros efectos secundarios de la histerectomía son similares a los de cualquier otro tipo de operación. Si trabaja fuera del hogar, tendrá que dejar de hacerlo durante varias semanas; el tiempo depende del tipo de histerectomía y las órdenes del médico. Necesitará ayuda en sus actividades diarias como el cuidado de sus hijos, las compras y los quehaceres del hogar. Otros efectos secundarios de la operación incluyen:

Efectos de la anestesia: Le darán anestésicos para que no sienta dolor durante la operación. Es posible que se sienta irritable, cansada o débil por unos días. También es posible que tenga náuseas. Generalmente el médico le puede dar algo para que le ayude a calmar el estómago.

Infecciones: Como ocurre con cualquier tipo de operación, siempre hay riesgo de infección. Si contrae una infección, su médico le dará un medicamento para tratarla.

Demasiado sangrado: Siempre existe el riesgo de que sangre demasiado durante una operación y que necesite una transfusión. Pregunte al médico si debe dar su propia sangre antes de la operación, o si alguien debe donar sangre para usted.

Lesiones de órganos cercanos: Durante la operación es posible lesionar otra parte cercana de su cuerpo. Aunque es poco probable, debe preguntar al médico qué podría ocurrir si un órgano se lesiona.

Algunos estudios han demostrado que en un número reducido de mujeres, la histerectomía puede resultar en los siguientes problemas: aumentar de peso, estreñimiento, cansancio, dolor pélvico sin motivo aparente y menopausia prematura, incluso cuando no se han extirpado los ovarios.

5. Si me extirpan los ovarios en la operación, ¿debo tomar medicamentos para sustituir las hormonas que los ovarios producían?

Los ovarios producen el estrógeno. Este desempeña varias funciones en el cuerpo, como ayudar a prevenir las cardiopatías y la osteoporosis (enfermedad en la que los huesos se debilitan y pueden quebrarse fácilmente). También previene la sequedad vaginal.

Existe cierta información de que la terapia de sustitución del estrógeno puede ser dañina, ya que no es producido naturalmente por el cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el uso de estrógeno durante muchos años puede aumentar el riesgo de contraer cáncer del seno. Asimismo, si usted tenía endometriosis antes de la menopausia, es posible que vuelva a aparecer si empieza a tomar estrógeno después de la menopausia.

Debe considerar cuidadosamente los riesgos y los beneficios del tratamiento de sustitución de estrógeno. Pida al médico que le explique lo que no entienda.

6. ¿Cómo me sentiré después de la histerectomía?

Obviamente, cada mujer reaccionará de forma diferente a la operación. Si le extirpan los ovarios junto con el útero, es posible que tenga bochornos u otros síntomas similares a los de la menopausia (el cambio). Es posible que le recomienden un tratamiento de sustitución de estrógeno u otro medicamento para ayudarle a calmar los síntomas.

Es posible que le preocupe no poder disfrutar de las relaciones sexuales después de la operación, o que su compañero no la encuentre tan atractiva. Hable con otras mujeres que han tenido esta operación. Tal vez le sorprenda saber que ellas todavía disfrutan de una vida sexual activa y satisfactoria después de la histerectomía.

La edad es un factor importante en la forma en que la mujer reacciona emocionalmente a la histerectomía. Esto ocurre especialmente en las jóvenes que no han comenzado a tener hijos, o que no han tenido el número de hijos que desean. A veces los médicos pueden encontrar formas de ayudarle a manejar su enfermedad si desea quedar embarazada antes de la operación. A veces la histerectomía es necesaria para mantener la salud de la mujer, y tal vez no sea posible posponerla.

Si el dejar de poder quedar embarazada es una decisión difícil, debe hablar con su médico o una trabajadora social acerca de las posibilidades de adoptar o acoger a un niño, u otras opciones.

Lo más probable es que la histerectomía, como tratamiento de las enfermedades uterinas no cancerosas, mejore la calidad de vida. En parte porque pone fin a los síntomas dolorosos. Sin embargo, unas cuantas mujeres se sienten peor después de la operación y se arrepienten de haber decidido hacérsela.

Examine con el médico cada una de las opciones y considerar las ventajas y desventajas de la operación. También es conveniente que hable con sus familiares y otras personas cercanas antes de tomar una decisión.

Tal vez sea aconsejable que le pregunte a su médico o enfermera acerca de formar parte de un grupo de apoyo antes o después de la operación. Puede ser útil hablar de sus inquietudes con otras mujeres que se han sometido a la histerectomía.

7. ¿Debo obtener una segunda opinión?

Obtener una segunda opinión de otro médico es una buena forma de cerciorarse de que la histerectomía es la opción que le conviene. No se sienta incómoda al decirle a su médico que desea obtener una segunda opinión. Los médicos esperan que sus pacientes lo pidan.

Muchos planes de seguros exigen una segunda opinión antes de someterse a una operación. Pregunte a su compañía de seguros si cubre el costo de una segunda opinión.

Si decide obtener una segunda opinión, cerciórese de que lleva la historia médica que ha hecho el primer médico para que el segundo no tenga que repetir los exámenes. Asegúrese de que ambos le expliquen claramente sus opiniones.

Regrese al indice

 

Conclusiones

Vivir con una enfermedad uterina no cancerosa puede ser doloroso, enervante, agotador y a veces peligroso. Pero no tiene que sufrir, porque existen tratamientos y en muchos casos no es necesario que renuncie a su capacidad de quedar embarazada. La histerectomía no siempre es la única, o ni siquiera la mejor opción.

La decisión en cuanto al tratamiento adecuado debe tomarla con su médico y su familia. Siempre es aconsejable hablar de sus opciones con más de un médico. También es importante hacer saber a sus seres queridos que necesitará apoyo y ayuda mientras recibe el tratamiento.

Datos sobre la histerectomía

¿Sabía usted que...

  • ...a histerectomía es la segunda más frecuente operación entre las mujeres, y que sigue sólo a la operación cesárea?
  • ...estudios recientes indican que aproximadamente el 15 por ciento de las histerectomías no son necesarias?
  • ...las tasas de histerectomía son mucho más elevadas en los Estados Unidos que en Noruega, Suecia o Inglaterra?
  • ...a los 65 años de edad, más del 37 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos habrá tenido una histerectomía?
  • ...en 1996 se realizaron aproximadamente 556.000 histerectomías en mujeres de este país?
  • ...las mujeres estadounidenses tienen más probabilidades de someterse a una histerectomía si viven en el sur o en la región del oeste medio?
  • ...los médicos graduados más recientemente tienden a recomendar menos la histerectomía?
  • ...casi las tres cuartas partes de las histerectomías se realizan cuando las mujeres tienen entre 30 y 54 años de edad?
  • ...los costos hospitalarios de la histerectomía exceden $5,000 millones anuales?

Regrese al indice

 

Preguntas que debe hacer a su médico

A continuación hay una lista de preguntas que le convendría hacerle al médico. No todas son adecuadas en su caso, pero tal vez le ayuden a organizar sus ideas e inquietudes.

  • ¿Cómo se llama la enfermedad que tengo?
  • ¿Cuál cree que es la causa de mi enfermedad?
  • ¿Se relaciona a una enfermedad de transmisión sexual? De ser así, ¿qué debo decirle a mi compañero? ¿Qué puede hacerse para que yo y mi compañero nos protejamos?
  • ¿Dónde puedo obtener más información acerca de mi enfermedad?
  • ¿Qué opciones de tratamiento tengo (tratamiento hormonal, otro tipo de medicamento, observación, operación u otra posibilidad)?
  • ¿Cuál tratamiento me recomendaría? ¿Por qué?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a aliviar mis síntomas?
  • ¿Hay maneras de resolver el problema sin tener que operarme o tomar medicamentos?
  • Si necesito operarme, ¿cuánto tomará recuperarme? ¿Qué limitaciones tendré en mis actividades, incluidas las relaciones sexuales?
  • ¿Qué ocurriría si decido no operarme o recibir otro tratamiento, o si deseo posponer el tratamiento por un tiempo?

Sea cual sea el tratamiento que recomiende su médico, debe obtener una segunda opinión e informarse lo más que pueda acerca de lo siguiente:

  • Cómo se efectuará el procedimiento o cuáles medicamentos se le darán.
  • Cómo puede tratarse el dolor.
  • Cómo va a ser el período de recuperación después de la operación o de otro tratamiento.
  • Cuáles son los efectos secundarios comunes del tratamiento y qué puede hacerse al respecto.
  • Si el tratamiento afectará su capacidad de quedar embarazada.

Tal vez haya pensado en otras preguntas que desee hacer. En tal caso, es conveniente que haga una lista antes de ver al médico.

Regrese al indice

 

Glosario

Abdomen: Parte del cuerpo que se encuentra debajo de las costillas y encima de la pelvis.

Ablación endometrial: Operación en la que se emplean láser y corrientes eléctricas para extirpar el endometrio.

Absceso: Herida infectada que contiene pus.

Adhesiones: Lugares donde los tejidos crecen unidos anormalmente; tejido interno de cicatriz.

Benigno: No canceroso.

Biopsia: Operación menor en la que se toma una pequeña muestra de tejido y se examina para determinar si hay enfermedad, frecuentemente se usa detectar el cáncer.

Biopsia endometrial: Muestra de tejido endometrial que se extrae y examina para determinar si hay células anormales (vea "Biopsia").

Cáncer: Enfermedad de las células del cuerpo. Las células se hacen anormales y crecen sin control. También se puede propagar a otras partes del cuerpo.

Cauterización eléctrica: Destrucción de tejido un con tipo especial de corriente eléctrica.

Ciclo menstrual (regla o período): Período de 4 semanas en cada mes, en el que se desarrolla un óvulo en el ovario, el recubrimiento del útero se engruesa y el óvulo se libera. Si el óvulo no es fecundado, el ciclo culmina cuando el recubrimiento del útero se desprende y se elimina en la menstruación (la regla).

Cistectomía: Extracción con una operación de un quiste ovárico, generalmente realizada con laparoscopia (vea "Laparoscopia").

Cuello uterino: El extremo inferior y estrecho del útero.

Displasia: Crecimiento de células anormales. La displasia es un estado precanceroso que puede hacerse o no hacerse canceroso al cabo de un tiempo.

Dispositivo intrauterino (DIU): Dispositivo insertado por un médico en el útero para prevenir el embarazo. Hay dos tipos de DIU que se usan en los Estados Unidos. Un tipo libera una hormona y debe reemplazarse cada año. El otro tipo no es medicado y puede dejarse colocado durante un período de hasta 6 años.

Ecografía (sonograma): Procedimiento de imagen en el que se producen ecos a partir de ondas de sonido que pasan a través de tejidos y forman imágenes de estructuras internas del cuerpo.

Ejercicios Kegel: Ejercicios especiales para fortalecer los músculos pélvicos. Estos ejercicios se usan para tratar el prolapso uterino y la incontinencia urinaria (la eliminación de orina cuando no se desea).

Endometrio: Tejido que recubre la parte interna del útero.

Endometriosis: Trastorno en el cual el mismo tipo de tejido que recubre las paredes del útero crece fuera de éste en el cavidad pélvica o en alguna otra parte del cuerpo.

Enfermedad crónica: Trastorno que persiste o sigue ocurriendo durante un largo período.

Enfermedad de transmisión sexual (ETS): Enfermedad que puede transmitirse de una persona a otra durante contacto sexual; por ejemplo, la sífilis, la gonorrea o el SIDA.

Enfermedad de von Willebrand: Trastorno hemorrágico hereditario. Llame a la National Hemophilia Foundation, 1-800-424-2634 si desea más información.

Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI): Infección causada por bacterias, generalmente de una enfermedad de transmisión sexual (vea " Enfermedad de transmisión sexual"). La EPI puede afectar al útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Puede causar dolor pélvico persistente y, si no se trata, puede causar infertilidad (incapacidad de quedar embaraza). A veces, la infección que causa EPI se transmite a través del uso de un dispositivo intrauterino (vea DIU) o durante el parto o aborto.

Escanografía de TAC: Un tipo especial de imagen corporal procesada por una computadora y que se proyecta en una pantalla para ser visualizada. También se llama radiografía de una sección (o tajada) del cuerpo.

Espéculo: Instrumento de metal o plástico que el médico inserta en la vagina para ayudar a examinar la vagina y el cuello uterino.

Estrógeno: Hormona producida en los ovarios que influye en el desarrollo y la salud de las funciones y los órganos reproductivos femeninos.

Examen de Papanicolaou (prueba "Pap"): Procedimiento que no causa dolor en el que se extraen células del cuello uterino durante un examen vaginal, se colocan en un portaobjetos y se examinan mediante un microscopio para determinar si hay signos de cáncer o de estados precancerosos.

Fecundación: El momento en que el espermatozoide penetra en el óvulo y el bebé comienza a crecer.

Fibromas: Masas no cancerosas que ocurren más frecuentemente en las paredes del útero.

Hiperplasia: Crecimiento anormal del recubrimiento uterino, probablemente causado por un exceso de estrógeno. A veces esto se considera un estado precanceroso, particularmente en las mujeres que se acercan a la menopausia o que ya la han pasado.

Histerectomía: Operación para extraer el útero. A veces, el cuello uterino o los ovarios, y las trompas de Falopio también se extraen.

Histeroscopio: Tubo delgado y con luz que se inserta en la vagina para examinar el cuello uterino y el interior del útero.

Hormona: Sustancia química producida por el cuerpo que regula ciertas funciones corporales. Las hormonas sintéticas (manufacturadas por el hombre) se usan en las píldoras de control de la natalidad y en medicamentos para tratar ciertos problemas de salud.

Hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH): Hormona que a veces se receta para reducir los tumores fibroides.

Laparoscopia: Operación que permite al médico observar el interior de la cavidad pélvica al insertar un instrumento en forma de tubo a través de una pequeña incisión en el abdomen.

Legrado: Procedimiento quirúrgico que consiste en dilatar (abrir) el cuello uterino y raspar el recubrimiento uterino (endometrio).

Leiomioma: Término técnico que significa tumor fibroide.

Ligamentos: Banda de tejido que puede estirarse y que sostiene otras partes del cuerpo.

Matriz: Otra palabra que significa útero.

Menopausia: El "cambio"; el momento en que una mujer deja de tener la regla (deja de menstruar).

Menstruación (regla o período): El desprendimiento del recubrimiento del útero que ocurre cada mes cuando la mujer no queda embarazada.

Miomectomía: Operación para extraer tumores fibroides.

Observación: El médico ve a la paciente regularmente para seguir la evolución de la enfermedad, hablar acerca de los cambios y cerciorarse de que se están calmando los síntomas.

Ooforectomía: Extracción de un ovario.

Operación cesárea: Procedimiento quirúrgico para el nacimiento de un bebé a través de una incisión (cortadura) en el abdomen y el útero.

Ovarios: Órganos pequeños que producen hormonas (por ejemplo estrógeno) y óvulos. Están situados uno a cada lado del útero.

Progesterona: Hormona que prepara el revestimiento del útero (endometrio) para que reciba el óvulo fecundado. La progesterona sintética puede usarse para tratar el sangrado menstrual muy abundante y otras enfermedades.

Prolapso: La caída o desviación del útero o la vejiga si los ligamentos que los sostienen se estiran.

Recto: La porción inferior del intestino grueso.

Resonancia nuclear magnética: Técnica de imagen que permite ver los tejidos blandos del cuerpo.

Salpingooforectomía bilateral: Extracción de ambas trompas de Falopio y ambos ovarios.

Sangrado uterino disfuncional: Sangrado uterino anormal que no está asociado con un tumor, una inflamación o un embarazo.

Sistema reproductivo: Órganos del cuerpo que permiten a la mujer quedar embarazada y mantener y dar a luz a un hijo. Estos incluyen el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y la vagina.

Trompas de Falopio: Trompas que se encuentran en ambos lados del útero y que movilizan a los óvulos desde el ovario hasta el útero.

Útero: Órgano en el que crecen los bebés; matriz.

Vagina: Apertura en forma de tubo que se extiende desde el útero hasta la parte externa del cuerpo.

Vejiga: Órgano en forma de saco que se encuentra en la región pélvica y en la que se almacena la orina antes de eliminarse del cuerpo.

Regrese al indice

 

Otras fuentes de información

American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street, S.W.
Washington, DC 20090
(202) 638-5577
http://www.acog.com

National Hispanic Maternal/Child Hotline
COSSMHO
1501 16th Street, N.W.
Washington, DC 20036
(800) 504-7081
http://www.cossmho.org

National Women's Health Information Center
(800) 994-WOMAN
http://www.womenshealth.gov

National Women's Health Network
514 10th Street, N.W.
Suite 400
Washington, DC 20004
(202) 347-1140

National Women's Health Resource Center
5255 Loughboro Road, N.W.
Washington, DC 20016
(202) 537-4015
http://www.healthywomen.org

Endometriosis Association
8585 N. 76th Place
Milwaukee, WI 53223
(800) 992-3636
http://www.EndometriosisAssn.org

National Black Women's Health Project
1211 Connecticut Avenue, N.W.
Suite 310
Washington, DC 20036
(202) 835-0117

American Society for Reproductive Medicine
1209 Montgomery Highway
Birmingham, AL 35216
(205) 978-5000
http://www.asrm.com


Nota especial: La publicación trata sobre las enfermedades del útero que no son cáncer. Para obtener información gratuita sobre el cáncer del útero, del cuello uterino o de otras partes del cuerpo, llame al Servicio de Información sobre Cáncer al número: 800-4-CANCER. (Cuenta con operadores que hablan español).

Este servicio de consulta gratuito lo ofrece el Instituto Nacional del Cáncer, que es una agencia del gobierno federal.


Agradecimientos

Esta publicación fue redactada por la Agency for Health Care Policy and Research (AHCPR) con el apoyo de la Oficina para la Salud de la Mujer del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos. La AHCPR es una agencia federal dedicada a mejorar la atención médica.

Agradecemos a Susan Blumenthal, M.D., del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services), por sus importantes contribuciones a este proyecto. También agradecemos a Karen Carlson, M.D., de la Facultad de Medicina de Harvard, y a Kristen Kjerulff, Ph.D., de la Universidad de Maryland, Baltimore, que contribuyeron con sus conocimientos técnicos.

Si desea obtener copias gratuitas de esta y otras publicaciones (en español y en inglés) sobre otros temas importantes para la mujer comuníquese con el centro de publicaciones de la AHCPR al número 1-800-358-9295.

U.S. Department of Health and Human Services
Agency for Health Care Policy and Research
2101 East Jefferson Street, Suite 501
Rockville, MD 20852

Regrese al indice

Current as of September 2010
Internet Citation: AHRQ en español: Enfermedades comunes del útero; Lo que debe saber acerca de la histerectomía. September 2010. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. http://www.ahrq.gov/patients-consumers/diagnosis-treatment/treatments/spanhyst/hster2.html